LA NOCHE DE SAN JUAN 2

LA NOCHE DE SAN JUAN SOLSTICIO DE VERANO.
La celebración del solsticio de verano, es tan antigua como la misma humanidad. En un principio se creía que el sol no volvería a su esplendor total, pues después de esta fecha, los días era cada vez más cortos. Por esta razón, en la víspera del pleno verano se iniciaban fogatas y ritos ,estos tuvieron diferentes nombres,pero a la llegada del cristianismo y al darse cuenta que era imposible extirpar estos ritos pagános,decidieron llamarla con un nombre cristiano "NOCHE DE SAN JUAN"
La noche del 23 al 24 de junio es la más corta del año, justo en pleno solsticio de verano. Este hecho ha provocado que desde siempre se la considere una noche mágica.
En la tradición pagana europea, era un acto de purificación: el iniciado debía limpiar su espíritu durante la noche del día 23 de junio, valiéndose del hum
o y el rocío, para recibir sobre su cuerpo desnudo los primeros rayos del sol del día 24.
Una de las festividades más importantes del mundo celta era el BELTAINE,(‘fuego de Bel’), era un festival en honor al dios Belenos, durante el cual se encendían hogueras. Los guerreros saltaban las hogueras como muestra de valor y cuanto más alto el fuego, más valor demostraban. Finalmente, cuando sólo quedaban ascuas humeantes, los druidas hacían pasar al ganado por ellas para protegerlo de enfermedades.
MITOS,LEYENDAS DE LA NOCHE SE SAN JUAN.
Es época de gratitud por las cosechas , más horas de sol y tiempo para la diversión y de
pedir por la fecundidad de la Tierra y de los hombres.
Se dice que se abren las puertas a la dimensión mágica: hadas, duendes, dragones, brujas,… campan a sus anchas a la luz de la Luna y atraídos por la luz de las hogueras.
Esta es una fecha rodeada de leyendas en las que aparecen grutas fantásticas, castillos encantados, ciudades perdidas, antiguos tesoros, seres de fábula, maldiciones y bendiciones de todo tipo. Es una noche llena de supersticiones y rituales, en que los entierros arden, el Diablo anda suelto y los campos son bendecidos.
La Noche de San Juan, se caracteriza por la multitud de hogueras que iluminan la noche. Los ciudadanos arrojan a la hoguera antes de su encendido pequeños objetos, conjuros, deseos etc.
HEMISFERIO SUR SOLSTICIO DE INVIERNO CREENCIAS EN SUDAMÉRICA.
Debido está en el hemisferio sur, la mayor parte de Sudamérica se encuentra al sur de la línea ecuatorial, los días en torno al 20 de junio (solsticio de invierno austral) de la celebración son los más cortos del año.
ARGENTINA
La noc
he de San Juan se celebra el 21 de junio, fecha en la cual ocurre, (a la inversa que en Europa) el solsticio de invierno, durante tal fecha se encienden fogatas (muchas veces denominadas fogaratas) en los barrios o pueblos, en torno a tales fogatas se reúnen principalmente niños y jóvenes; ha sido tadición cocinar batatas o boniatos en las mismas y también saltar sobre tales fogones.
BOLIVIA
Tradicionalmente se realizaban fogatas familiares en las cuales se quema (atizaban) muebles y cosas viejas de madera que se reunían a lo largo del año anterior, este acto representaba quemar, deshacerse de lo viejo para dar paso a lo nuevo. Así se renovaba lo material y lo espiritual,También se disfrutaba de un ponche caliente o un sucumbé, esta última bebida hecha con singani (agua ardiente de uva) y leche calentada al fuego, ya que en Bolivia se tiene al 23 de junio como la noche más fría del año.
Los niños juegan con fuegos artificiales. Los jóvenes y los adultos bailan y saltan la fogata.
PARAGUAY
En la noche del 23 se reunen los vecinos para participar en algunos juegos como la “pelota tatá,” una pelota de trapo embebida en petróleo o kerosén. La pelota se enciende y se convierte en un balón de fuego que circula entre la muchedumbre y a la que la gente le da puntapiés para tratar de alejarlo. El “tatá ári jehasa”: Significa pasar descalzo caminando sobre aproximadamente 5 metros de brasas.Para jugar al “toro candil,” alguien se viste con un casco en forma de cabeza de toro con cuernos en llamas y corre entre la multitud pretendiendo ser toro.
CHILE
Cada año, en el solsticio de invierno, en distintas localidades rurales se celebra la Noche de San Juan; fiesta que concentra toda la magia, mitos, leyendas y secretos campesinos que conforman los misterios de la sabiduría popular.

Hermanada a esta festividad, el pueblo MAPUCHE el día 21 de junio, celebra su Wetripantu, Año Nuevo con rituales de renovación y purificación, invocando la fecundidad de la tierra germinada.Cada 23 de junio se celebra en los campos chilenos la noche de San Juan, en la víspera del día de este santo. Se trata de una festividad presente tanto en Chile como en otros países de Latinoamérica, asociada a la vigilia de "la noche más larga del año". Una velada en la cual la magia, los secretos, leyendas y misterios de la tradición campesina se manifiestan como nunca. Quien realice con fe las "pruebas de San Juan" obtendrá muchas respuestas.
En esta fecha se ponen en práctica diversas supersticiones, tales como: sentarse debajo de una higuera con una guitarra, poner papas debajo de la cama, poner tres papeles con deseos debajo de la almohada, echar esperma de vela en una fuente de agua, o leer el futuro en una yema de huevo, entre otras.
Pruebas a realizar en la Noche de San Juan:
La flor de la higuera, dicen que la higuera florece por única vez en la víspera de San Juan a las doce de la noche, pero hay que estar muy atentos por que dura un instante, y desaparece. Quien logra aprisionarla entre sus manos, se enriquece y es feliz por toda una vida. Para esto es necesario subirse al árbol y observar las ramas más altas, lugar donde florece la flor. La tradición dice que cercano a las doce se oyen gruñidos, ruidos, maullidos y hasta gritos espantosos o se ve aparecer al diablo, serpientes y arañas. Al que no tiene miedo no le pasará nada y logrará ver la higuera llena de flores. Debe tomar solo una y ponérsela en el pecho y después bajar del árbol. Al día siguiente desaparece la flor, pero el valiente tendrá fortuna y felicidad.
Cada 23 de junio a la media noche, se realizan varios rituales para aprovechar las energías mágicas de la noche de San Juan. Se relaciona con San Juan el Bautista y el solsticio del 21 de junio. El 24, se celebra el nacimiento de San Juan, quien preparó a la humanidad para la llegada de Jesús. Su nacimiento ocurrió en una fecha muy cercana a un solsticio (de invierno para el hemisferio sur, y de verano para el hemisferio norte), lo que quiere decir que lo que está en juego son poderosas energías solares actuando en la Tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada