12 jul. 2011

LOS NAHUALES Y OTROS SERES.

MÉXICO Y LOS NAHUALES

El nahual es una criatura que se manifiesta prácticamente en todo el país, el nahual o nagual es una persona que puede transformarse en animal , generalmente (al menos las historias que se cuentan en nuestra región) en burro o perro, aunque en otras regiones se habla de lobos, jaguares, linces, toros y otros animales. 
Para quienes alguna vez miraron a un nahual, su característica es que no tienen orejas ni cola y se dice que estos seres, se transforman en animales para robar gallinas o semillas .
Los nahuales tienen su origen desde épocas prehispánicas y aunque no hay teoría sustentable que explique la transmutación de estas criaturas algunas teorías ocultistas  sugieren que el hombre debe haber evolucionado pasando por diferentes formas minerales, vegetales y animales antes de alcanzar su estado actual (humano). 
Esta es una forma primitiva para explicar el origen de las criaturas mitad hombre, mitad animal: el nahual, es también llamado como el hombre-lobo prehispánico.

Ir a Nahuales en México

El nahual deja su forma humana por un tiempo determinado, para adquirir la de un animal elegido. Existen varias versiones de cómo se logra esta metamorfosis:


 
 1.-El brujo simplemente desaparece y se encarna en el animal, a voluntad. El chamán afirma ser capaz de incorporar su conciencia al cuerpo de un animal ya existente. Sea de una forma u otra, hay una afinidad psíquica, una especie de parentela del alma entre el chamán y el animal en el que se transforma.

2. - Se "fragmenta", para lo cual se desprende, de modo deliberado, de parte de su cuerpo (los ojos, las piernas, un brazo o, incluso, los intestinos), de este modo si se quiere acabar con un Nahual el mejor método es seguirle y observar donde realiza su transformación, robarle la parte del cuerpo de la que se desprendió ya que de este modo le será imposible volver a su forma original y al amanecer morirá.
3.- Otra más afirma que el cuerpo dormido del brujo permanece en su casa, mientras su espíritu vaga en la figura de animal. En este caso, para evitar que alguien toque su cuerpo dormido, el nahual debe dar siete volteretas.


SORTILEGIO PARA CONVERTIRSE EN NAHUAL 



Es el fenómeno en que los espíritus descarnados devotos del mal se tornan visibles a los hombres bajo formas animalescas,demostrando su degradación moral y espiritual.
Esas formas son de lo más diversas,sin olvidar la forma diabólica en que muchos se presentan con cara de hombre,cachos,patas y rabo de chivo,o sea,un ser mixto de hombre y animal.


Invocaciones al mal 

Los cánticos se dirigían a los espíritus "de los muertos que están bajo tierra y se deslizan silenciosamente" los espíritus de los árboles y del aire,del calor y el fuego,del frío y del hielo.

Al repetir los cánticos una y otra vez,el iniciado se preparaba psíquicamente para su experiencia,Sin embargo,aunque pudiera sentir las palabras,él no hacía caso y esto le permitía robar,matar y devorar a sus víctimas.Era necesario ceñirse una faja o cinturón hecho con la piel de un animal y de untarse sangre humana,preferentemente de un niño pequeño. 



COMO ACABAR CON UN NAHUAL:

 Muchos cazadores aztecas y colonizadores decían que durante la noche habían matado a un animal y al amanecer el cadáver se había transformado en el de un hombre o una mujer.
 La palabra nahual o nagual es de origen náhuatl, Nahualli, que significa “lo que es mi vestidura o piel”
 Para evitar que los nahuales ataquen, se protegen las puertas con tijeras formando una cruz, romero, agujas en las camas y muchos crucifijos, y cada noche debe rezarse un credo al revés.
Se decía que algunos chamanes se convertían en seres malignos durante la noche normalmente con forma de perro o lobo y acostumbran a entrar a las casas para atacar a sus moradores, en especial los niños, con el propósito de extraer la sangre y adquirir fuerza.




Cuando esto sucede, se dice en términos coloquiales que los “chupó” el nahual.

 Viejos que se transforman en perro, en zorro o en coyote para robarse las gallinas y el maíz, mujeres hermosas con cara de mula o de caballo, hombres jóvenes que hacen pacto con el diablo y amanecen con marcas de manos negras sobre su cuerpo, como si se tratara de profundas quemaduras y después adquieren la habilidad de transformarse en animales que deambulan robando, asustando, persiguiendo a todo aquel a quien se encuentre caminando a altas horas de la noche.

 Un nahual maligno es un peligro para la comunidad, pues darle muerte no es nada fácil, entre los medios más eficientes se describe una mezcla de ajos, sal, tabaco y dos litros de agua o aguardiente; que se usa ya sea para “curar” o “bendecir” las armas de fuego y dispararle o para mayor efectividad aplicarlo directamente sobre el animal, lo cual supone mayor peligro.


LEYENDA DE NAHUALES:

 Un hombre se casó muy enamorado. El inicio de su vida marital no fue diferente al de los demás. Él pensaba que la monotonía en la comida era debido a la inexperiencia de la novia. 

Pero comer moronga o morcilla (sangre de un animal coagulada)  Este platillo lo comía frito, en tacos, en mole, hervido, sazonado, con hierbas. Era tal la cantidad y la continuidad del alimento aunado a una pesadez y cansancio en las noches, en contraste con la evidente somnolencia de su mujer en el día, que una sospecha tomó forma en su cabeza. 

Al caer la tarde su mujer le daba un té para la buena digestión, según decía. Dejó de tomarlo y pudo descubrir que por las noches su esposa se levantaba a hurtadillas para salir de la casa. 
Empezó a afirmar su sospecha: su esposa era bruja. 
Una noche, decidió seguirla. Fingió dormir profundamente debido a la poción. 
Ella se levantó sigilosa, se vistió y salió de casa para encontrarse con sus compañeros brujos. Se internaron en el monte, bromeando pensándose solos. El esposo los perseguía a prudente distancia. Llegaron a un sitio que de seguro habían visitado antes. 
El sorprendido hombre vio cómo se transformaron en animales. Se quitaron las cabezas disponiéndolas en fila y se fueron a matar gente y a quitarles la sangre. 
Descubrió cómo conseguía el menú que cotidianamente estaba servido en su mesa. Aprovechó para cambiar la cabeza de su esposa por la de un hombre barbado y se fue a dormir. Al amanecer regresaron los hechiceros se pusieron sus cabezas a tientas, con prisa. Ante la llegada del sol se fueron corriendo. 
A la mañana siguiente, el esposo la despertó con un espejo en la mano, le pidió verse, cuando lo hizo, miró la cara de su compañero de correrías fue tal la conmoción que murió repentinamente..


AMERICA DEL SUR Y SUS CREENCIAS


MITOS Y LEYENDAS ARGENTINAS





En las regiones que vierten al Paraná y Uruguay, había una casta de indios que eran poseídos por un espíritu maligno, que los impulsaba a penetrar en pueblos a modo de perros rabiosos y hacer en ellos carnicerías. De repente, se apoderaba de ellos un furor irresistible y, con su arco y flechas, rugiendo como fieras mataban a la gente y se la comían. 
Se dice que solían vagar de noche por los campos como enajenados, tomando brazas de fuego con las manos, llevárselas a la boca y engullirlas sin que les hiciesen daño. Pasado el furor, no sabían qué era aquello que interiormente les motivaba a ejecutar cosas semejantes.

CAÁ PORÁ 

Es un fantasmón del monte de la región 
guaraní. Es un gigantesco hombre, peludo o animal de forma humana y que fuma una extraña pipa hecha de un cráneo y una tibia humana. 
Se dice que captura a las personas y las devora chupándolas. 
Se lo ha descrito de formas contradictorias: una mujer que protege a los animales o un ser gigante y peludo que come crudo a los animales que el hombre hiere y no llega a matar. 
En Misiones y Corrientes, su zona de influencia, este ser aparece montado en un chancho del monte (pecarí) para traer desgracia a los cazadores despiadados.



LA MULÁNIMA  



También llamada Alma-mula, este engendro es una mujer condenada por pecados muy graves en contra del pudor. Galopa por los campos haciendo un ruido metálico estruendoso - como si arrastrara cadenas -; echa fuego por la boca, los ollares y los ojos y mata a la gente a dentelladas o a patadas.

 Se la ve sólo de noche y su apariencia es la de una mula envuelta en llamas..  nos cuenta que la Mulánima es una mujer condenada que se transforma de noche, con la primera campanada de las doce, en una mulita chica, que anda galopando y arrastrando cadenas, mientras da rebuznos estridentes y desesperados.

El grito de la Mulánima es a veces como un relincho y otras como un llanto de mujer… y que el periplo de este ser termina en la puerta de una iglesia, emprendiendo el camino de regreso. 

“Lleva las riendas suelta, de modo que al correr las pisa y se lastima la boca con el freno” Hasta se dice que sale mayormente en tiempos de tempestad y que ataca las majadas, comiendo algunos animales y dejando otros heridos. 

 EL UTURUNCO 




Es un hombre que vendió su alma al Diablo para convertirse en "tigre". Para convertirse en el animal, extiende un cuero de tigre sobre el piso y girando sobre él dice unas palabras mágicas.
 Posee una gran fuerza y ferocidad y por su inteligencia ataca a los hombres sin que ellos se den cuenta siquiera.
 Devora todo tipo de animal, por lo general los más grandes y gordos.
 Cuando se lo mata recobra su forma humana. Otra forma de romper el encanto o combatirlo es quemando el cuero que le da el poder.

MITOS Y LEYENDAS DE CHILE

LA VOLADORA, Isla de Chiloé.

La Voladora es una mujer que se convierte en ave. 
Su labor es ser la mensajera de los brujos.
Se cuenta que cuando un brujos la necesita para enviar un mensaje, le da de beber un brebaje, mezcla de aceite de lobo marino y zumo del Natri. 
Así ella, de noche, vomita sus intestinos y los deposita en una lapa, (vasija hecha de madera de Ciruelillo o de Alerce) que posteriormente oculta entre los matorrales. Sólo de esta manera puede completar su transformación en un ave llamada Bauda y estar lista para volar.
 No usa el "Macuñ", que es un chaleco hecho de piel humana que usan los brujos para poder volar. 
Su poder es justamente el transformarse en Bauda y ser el correo especial de los brujos. 
Curiosamente, no le permiten participar en las ceremonias, puesto que ella, si bien tiene poderes, muchas de las prácticas y secretos del "Arte de los brujos" le están vedados y debe resignarse a su labor de servidumbre.
Al terminar su trabajo, antes de que comiese el día, debe buscar sulapa entre los matorrales y volver a ingerir sus intestinos para convertirse nuevamente en humano. De no hacerlo, estará condenada a seguir como Bauda por el resto de su vida.

EL CAVILOLÉN(Ser mitológico del norte chico de Chile)

Se dice que Cavilolén es hijo de un ser que reinaba en una cueva ubicada en Salamanca. 
Esta es muy conocida pues era el punto de reunión de los brujos desde los tiempos de la colonia y cuyo jefe o dios era un chivo. 
Se conocía al lugar como de una de estas sesiones de culto a la maldad y lo oscuro.



Se cuenta que el Cavilolén es inmortal, pero puede de una forma muy especial, ser exterminado.


Una muchachita ofrendada dio a luz luego del rito a un extraño ser, mitad humano como ella, y mitad chivo como su progenitor, el dios de los brujos criollos. 
Este suceso trajo a la cofradía un inmenso regocijo y buscaron inmediatamente una cueva que sería conocida como la cueva del Cavilolén, nombre con el cual fue honrado por los demonios.
Cavilolén heredó en sus costumbres y por genes el deseo incontenible de poseer a muchachas muy jóvenes y vírgenes para satisfacer sus instintos.
 Para ello debe de ser usado un cuchillo con hoja de plata precisamente durante el periodo de cuarto menguante de la luna, pero sólo puede sucumbir a manos de una doncella.